¡El mejor camarero del mundo! Asesoría profesional para camareros, mozos, meseros, garzones y saloneros. Porque no todo es sobre cantineros y cocineros.

miércoles, 15 de octubre de 2014

El camarero invisible

#Decálogodelcamarero

Explicativo regla nro 10

"Un buen camarero es, aunque no lo creas, invisible"

Existe una creencia popular que dice que los árbitros de fútbol deberían ser invisibles, refiriéndose con esto a que hagan fluido el juego, sin cortar innecesariamente el mismo, advirtiendo verbalmente a los que hacen tiempo, y sin sacar tantas tarjetas de amonestación o expulsión. Las verdaderas estrellas son los jugadores. Lo mismo sucede en gastronomía y hostelería. Las estrellas son los comensales. Casi nunca están allí para disfrutar estrictamente de la comida o la bebida. Comida y bebida son factores secundarios. Ellos están allí para pasar un buen momento, en un buen ambiente y asistidos por un profesional: cerrando un negocio, abriendo un negocio, encontrándose con familiares, compañeros de trabajo o amigos. Celebrando el encuentro. Entonces es de extrema delicadeza que nosotros como camareros tratemos, como mínimo, de no arruinarles ese momento. Nuestra obligación es guiarlos para que tengan la mejor de las experiencias posibles y que piensen en regresar y recomienden a sus amigos vivir esa maravillosa experiencia que ellos mismos vivieron. Atención, suavidad y diligencia. Estamos en el momento justo y le damos justo lo que necesitan. Con velocidad, serenidad y precisión. Somos invisibles. Comensales disfrutando sin que nada les falte, porque nosotros nos anticipamos a sus pedidos brindándoles eso tan importante que necesitan: valor agregado. Es que somos videntes. Esa videncia inductiva generada por años de formación en un oficio tan noble e ingrato: Servidores

The Invisble Man (1933)



No hay comentarios: