¡El mejor camarero del mundo! Asesoría profesional para camareros, mozos, meseros, garzones y saloneros. Porque no todo es sobre cantineros y cocineros.

viernes, 9 de abril de 2010

Mis amigos artistas 2: Cocineros y bartenders

Está muy claro que no somos periodistas, ni escritores, ni blogueros, ni críticos gastronómicos. Somos camareros. Y cuando un camarero no comprende algo, pregunta:

¿Por qué los cocineros manosean tanto los fiambres formando montañas rusas del horror?
Nos da asco cuando debemos trinchar esos fiambres marcados con sus pulgares.
¿Por qué se está estilando colocar comida dentro de una copa cocktail o en un vaso old fashion?
Hemos llevado mariscos en un old fashion y los clientes se nos quedan mirando.
¿Por qué el cocinero no sabe hacer un huevo frito? ¿No quiere hacerlo?
¿Por qué "Barman"? ¿Por qué no "Mesero de barra", "Tabernero" o "Personal inarticulado que sirve bebidas"?
No queremos mencionar el Flair y la bencina que nada tiene que ver con nada, ni siquiera con el circo.
Estamos hablando de gente claustrofóbica. Individuos especiales con un falso alto ego afilado. El cocinero en su cocina; el barman en su barra.
¿Por qué la mayoría de los maitres (un camarero fracasado) o chefs ejecutivos (ex-cocinero buchón) valen menos que el capuchón de una birome?
¿Para qué sirve un encargado gastronómico? Para esto.


¿Cuando comenzó toda esta absurda parafernalia? ¿Qué pasó?
¿Qué le queda a los camareros después de esto? 
Nada. 
Sólo construir, con nuestras propias manos, torres de clientes para que "los artistas de la gastronomía" puedan cobrar su sueldo.


Gracias, www.gentedelpuerto.com!!



Gracias, Hombre sin Franco!!